En sus 100 hectáreas de olivar la familia Bravo Caravante cosecha y produce en Ardales  su propio aceite virgen extra, uno de los mejores de la provincia malagueña, con un estricto compromiso por la calidad y seguridad en todos los procesos. La joven empresa Bravoliva S.L. fue creada en 1999 por el matrimonio Francisco Bravo Sánchez y María José Caravante Moral, y de la que forman parte sus hijos Rafael, Francisco, Dolores, Concepción y María José.

 

Ante la inexistencia de una almazara en la comarca de Guadalteba, María José decidió junto a su familia llevar a la práctica su proyecto de fin de carrera y crearon esta fábrica de ‘oro líquido’, al margen del río Turón, donde se busca la máxima calidad del producto, con un extraordinario cuidado a los olivos y tratando de mimar sus frutos en la elaboración. Para ello trabajan con una excelente materia prima, una labor de respeto y honestidad con los tiempos y los procesos, sin añadir nada que no aporte la naturaleza.

 

Bravoliva, que fabrica y se comercializa bajo la marca Aceites de Ardales, muele unos dos millones de aceitunas que recogen en su territorio, aunque también compran otros tipos en grandes cantidades. La empresa apostó desde el primer momento por la producción de aceite de oliva virgen extra de calidad y su producto tiene una personalidad que le distingue. Está elaborado con un fruto que se ha recogido en su momento óptimo de maduración para que obtenga la mayor carga de sabores.

 

Compuesto con las variedades hojiblanca, manzanilla y picuda, una combinación que provoca que tenga un aroma único que le caracteriza. En vista resalta su color verde dorado, en boca, destaca la mezcla de las aceitunas, es dulce, frutado, amargor tenue, con toques verdes y un picante ligero, propios de la manzana, hojas de olivo, almendra y frutos maduros. El resultado que se consigue con la especial elaboración en la almazara es un aceite virgen de oliva extra muy equilibrado, fluido, dulce y con un picor ligeramente perceptible. Un zumo de la aceituna perfecto para acompañar al pan, animar los platos de la cocina mediterránea y motivar la creación de nuevas recetas.

 

Bravoliva ha sido galardonada en tres ocasiones con el premio al ‘Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra de la Provincia de Málaga’, que concede la Diputación, en las campañas 2003-2004, 2007-2008 y 2008-2009. También logró un accésit en la modalidad de frutado maduro en 2011-2012. Su apuesta por la calidad ha permitido a esta empresa familiar introducir su aceite en muchas tiendas gourmet, aunque la mitad del aceite envasado que vende es en la misma fábrica. Bravoliva dispone de una variada gama de formatos y presentaciones para sus aceites de oliva virgen extra, con botellas más innovadoras para atraer a clientes. Disponen de formatos de plástico de gran consumo (5, 2  y 1 litro) y la gama para tiendas gourmet con diseños muy exclusivos y modernos, con envase metálico o de vidrio pintadas de blanco y de negro para regalos.

 

Su aceite está llegando a muchos sitios de España, pero uno de sus retos está en exportar parte de la producción, aunque ya tienen clientes puntuales por Europa en países como Bélgica, Austria, Alemania y Reino Unido. La empresa es consciente de la gran importancia que tiene hoy en día la promoción comercial en la venta de sus productos y por eso participa desde hace años en varias ferias de ámbito provincial y nacional; y apostar por el enoturismo, con visitas y catas.

Productores

Aceitunas Bravo, del campo a la mesa

Del campo directamente a la mesa, ese el objetivo que persigue con sus productos Aceitunas y Encurtidos Bravo S.L., una empresa de carácter familiar radicada en Alhaurín el Grande (Málaga) y referente en la…
Productores

Málaga Natural, un crisol de sabores tradicionales, ecológicos y exóticos

Junto a los cítricos, aguacates, cerezas, fresas y melones de la provincia malagueña, se apilan cajas de fruta del dragón, jack fruit, raíces de cúrcuma, rambután o durián, algunas de las variedades más…
Productores

Mainake Vinos & Gourmet, una vinoteca para degustar los mejores sabores con una dosis de arte

Decía Salvador Dalí que quien sabe degustar no bebe jamás el vino, sino que degusta secretos. Con esa filosofía José Antonio Guerrero, junto a su mujer Silvia Lacerna, fundaron Mainake Vinos & Gourmet, una…