Parte esencial de la cocina mediterránea

Las especias forman parte importante de la gastronomía, pueden trasformar un plato sencillo y soso en otro gustoso y complejo. Sus olores y sabores trasmiten sensaciones únicas. Tienen el poder de trasportarte a otros países sin salir de casa, pues la comida de cada región se caracteriza por su uso de las especias. Cada aderezo tiene una historia y un origen, ahora forman parte de todas las cocinas y las puede conseguir cualquiera sin dificultad, pero antiguamente eran un bien exclusivo y deseado, solo al alcance de unos pocos privilegiados.

Se pueden diferenciar en dos grupos: las que alteran el sabor y aspecto, como el azafrán, la canela o el romero; y las excitantes, como el pimentón y la nuez moscada. Cada una tiene su peculiaridad, algunas no son digeribles y otras poseen grandes beneficios para la salud, apender a usarlas y combinarlas entre ellas y con los diferentes alimentos es un verdadero arte.

Las especias más utilizadas en la cocina mediterránea española de manera tradicional son: Pimentón, Perejil, Orégano, Romero y Tomillo.