Jugo de fruta depurativo y revitalizante

El zumo traslada la esencia de la fruta al paladar en forma de líquido. El zumo es depurativo y revitalizante, una bebida completa que nos acompaña en el día a día. Los zumos malagueños saben a Málaga, a sus tierras, a sus frutas, desde la Axarquía hasta el Valle del Guadalhorce. Los zumos aportan nutrientes de fácil absorción y mantienen los valores nutricionales y las propiedades de la fruta con los que están fabricados.

Por tanto, son fuente de vitaminas, potasio, hidratos de carbono y sales minerales. Cada zumo, en función de su sabor y de sus ingredientes tendrá unos beneficios sobre la salud diferentes. Los zumos de naranja, por ejemplo, contienen un alto porcentaje de vitamina C, útil para fortalecer las defensas. El zumo de plátano, en cambio, tiene un alto nivel de potasio, recomendable para activar la función celular y reducir la fatiga muscular. El fruto subtropical, ahora también en zumo Tradicionalmente ha habido una serie de sabores que han predominado en los zumos de Málaga: el zumo de naranja, el zumo de melocotón y el zumo de piña han sido los más frecuentes. Aunque existen otros sabores que permiten disfrutar del exquisito gusto de la fruta en forma de líquido: fresa, uva, sandía, melón, tomate, pera, manzana… Pero si hay sabores que se han puesto de moda en los últimos años es el de las frutas subtropicales. La fruta subtropical que se cultiva en Málaga se concentra, en su mayoría, en la zona de la Axarquía.

El mango, el aguacate y la chirimoya son los productos estrella. Ahora, estas frutas también pueden beberse en forma de zumo de mango, zumo de aguacate con canela o zumo de chirimoya. Málaga ha sido pionera en el lanzamiento del primer zumo de higo chumbo, un fruto con gran riqueza en fibras solubles que ayudan a prevenir la diabetes, el colesterol y protegen la mucosa gástrica. El zumo de higo chumbo también está recomendado para deportistas gracias a su alto índice proteico. La elaboración de este producto fue auspiciada por Sabor a Málaga para poner en relevancia los sabores de la Axarquía.

En el mercado se pueden encontrar zumos naturales y zumos envasados. Los zumos naturales ofrecen un mayor aporte de vitaminas y minerales, mientras que los zumos envasados son fuente de mayor cantidad de azúcares y calorías. Esto no quiere decir que los zumos envasados no sean naturales, simplemente que pierden un porcentaje de sus nutrientes y propiedades durante el proceso de fabricación. La principal ventaja es que se conservan durante más tiempo.

El zumo es una bebida recomendada para fumadores y para aquellas personas que están en proceso de dejar el tabaco. Los zumos de frutas son importantes, pero también los zumos de verduras, ya que tienen un alto nivel de antioxidantes (el tabaco es un gran oxidante del cuerpo). La falta de antioxidantes en el organismo también puede dar lugar al aumento del colesterol. En este caso, el consumo de la vitamina C, presente en frutas y verduras, es esencial.

El color del zumo puede ser un indicativo de las propiedades y beneficios que aporta. Los zumos rojos (ciruelas, cerezas, arándanos, tomate, sandía…) suelen ser ricos en antioxidantes, beneficiosos para mantener la tensión arterial y para reducir los signos del envejecimiento. Los zumos verdes (verduras, manzana, pera…) son útiles para el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Por último, los zumos amarillos (piña, plátano, limón) ofrecen altos niveles de potasio para mejorar la salud física y la energía del cuerpo.