Productos Laure es una empresa familiar situada en el municipio de Alameda, en la zona norte de la comarca de Antequera, dedicada a la elaboración, envasado y comercialización de especias, condimentos y aliños. Sus productos estrella son el pimentón, el orégano, el ajonjolí, el anís en grano y el cilantro, aunque disponen de una amplia variedad, entre los que también podemos encontrar pimenta rosa, flor de macis, mostaza y cebolla granulada y un largo etcétera de sabrosos y aromáticos aderezos y mezcla de especias.

La fábrica de productos Laure está emplazada en unas modernas instalaciones 1.000 m2, totalmente mecanizadas, con cuatro molinos y una máquina dosificadora que le permite envasar una media diaria de entre 2.000 y 3.000 unidades, en botes de 45 gr., y otros 600 kg diarios que empaquetan en bolsas Doypack y tarros de mayor capacidad, desde 1 a 5 kilos. De este modo, poseen dos líneas de envasado, una enfocada a los pequeños comercios, pastelerías, confiterías y carnicerías, y otra línea destinada al canal HORECA, almacenes e industria alimentaria Su capacidad de producción y distribución les permite cubrir toda Andalucía y, en los últimos años, incluso se han adentrado en el norte de España y en diversas regiones de Francia.

Garantía de sabor, aroma, color y frescura

La cualidad que diferencia a Productos Laure se fundamenta en la esmerada selección de unas semillas de alta calidad, así como de la metódica labor de molienda de su materia prima. “Todos nuestros productos se muelen, mezclan y envasan, siempre bajo pedido, permitiendo que llegue a los clientes de forma óptima, garantizando todo su sabor, color, frescura y aroma”, nos explica José Martínez, sobrino del fundador del negocio.

A la calidad de sus productos se une el servicio y el equipo humano de esta compañía. El servicio que ofrecen a sus más de 2.200 clientes está basado en la personalización, adaptándose a sus necesidades y asesorándolos técnicamente. Con respecto a su equipo humano “y nuestro gran valor -nos aclara José Martínez- es que todos hacemos una gran familia, somos muy constantes y estamos volcados en mejorar cada día”. En esta pequeña empresa trabajan los hijos de José Martínez, Miguel Ángel y Pedro, “la tercera generación” que llevan a cabo la labor comercial. Pero también “una gran mujer, mi esposa, Margarita Ramírez, encargada de la contabilidad y el tema financiero, y sin lugar a dudas, el pilar de la empresa”, nos explica con orgullo José.

“Espíritu inquieto”

La idea del negocio surge cuando “mi tío Laureano Martínez, una persona culta, amante de la lectura y de espíritu inquieto, pero que, debido a las circunstancias de la época, trabajaba en el campo, se dio cuenta de que tenía que buscar otra forma de ganarse la vida. En sus descansos aprovechaba para leer e informarse y fue en 1953 cuando contactó con una empresa de Murcia, que se dedicaba a las especias”. Laureano se ofreció como representante comercial para toda Andalucía. La dinámica de trabajo dista mucho de lo que hoy día conocemos. “Los medios de transporte era distintos, todo era más lento. La carga con los pedidos le llegaba normalmente por tren y mi tío mandaba los pedidos a sus clientes por correo convencional, quienes le pagaban a través de giros postales”, nos explica.

Tras varios años trabajando para la empresa de Murcia, en 1959 Laureano decide montar su propio negocio. “Se sacó su registro sanitario y empezó a comprar especias y a envasarlas en bolsitas de 50 céntimos de peseta y de una peseta”. Poco después, viendo el volumen de trabajo, Laureano llamó a su hermano José, que entonces estaba trabajando como “paleta” en Barcelona, y entre los dos hicieron crecer el negocio.

José Martínez nos cuenta que su tío le compró a su padre una moto Guzzi para que fuera a visitar a los clientes. Los portes los enviaban por correo o bien le pedían ayuda a un vecino que tenía un camioncillo. “Con el tiempo la moto se cambió por un Seat 600, luego una furgoneta Citroën, a la que siguió una DKW. En aquel pequeño negocio también estaba la esposa de Laureano, Carmen Escudero Bengoetxea, de profesión maestra y de oficio contable. “Todo fue poco a poco, pero con paso firme. Se dedicaron en cuerpo y alma al negocio. De hecho, en honor a su esfuerzo, aún tenemos guardado algunos giros recibidos en aquella época, en los que se aprecia la cantidad de 30 y 80 pesetas”.

Segunda generación

En 1989, se hace cargo del negocio la empresa José Martínez, sobrino de Laureano, quien ha procurado mantener el negocio con el mismo cariño y constancia con el que lucharon sus tíos y su padre. José se encarga de la producción y las compras y, a día de hoy, está delegando cada vez más tareas en sus hijos, transmitiendo el valor y misión de Productos Laure: un excelente servicio personalizado, en el que debe primar siempre la máxima calidad. Calidad avalada por los exhaustivos controles sanitarios, además de las analíticas propias y externas que efectúan, que les hacen alcanzar un impecable seguimiento de la trazabilidad y garantizar así las altas cualidades de sus productos.

Son muchos los recuerdos y momentos especiales que atesora José Martínez, la constancia de los molinos que adornan un pequeño rincón de su fábrica; la relación tan estrecha y familiar con muchos de sus clientes; el día en que sus trabajadores le regalaron una placa con motivo del 50 aniversario de la empresa, la entrañable visita que organizaron con la Asociación de Discapacitados de Alameda o el galardón ACETA, que recibió de la Asociación de Comercio, Empresa y Turismo de Alameda.

Pero entre tantas historias y efemérides, uno de los más emotivos ha sido estas Navidades, cuando al ir a visitar a su tía Carmen, que actualmente tiene 98 años, le preguntó por el negocio y el resultado del ejercicio. “Tiene una mente brillante y activa, con la edad que tiene, y me enterneció su interés e inquietud”, nos manifiesta emocionado José.

Modernización y nuevas tecnologías

El objetivo a corto y medio plazo es seguir incrementando el volumen de ventas y generar más puestos de trabajo. Para ello, están trabajando en realizar mejoras en sus instalaciones e implantar la venta online, que pretenden tenerla operativa antes del verano. “Miguel Ángel y Pedro, mis hijos, también son los que llevan la parte de las nuevas tecnologías, las redes sociales y el proyecto de la tienda online” nos indica José, entusiasmado con la iniciativa.

Sabores irresistibles

Adheridos a Sabor a Málaga desde mayo de 2017, llevan asistiendo a todas las citas anuales del Salón H&T de Málaga y afirman que llevar el sello de esta marca les ha abierto puertas en los negocios. “Para mí, la marca Sabor a Málaga es un sello de calidad, una garantía y que indiscutiblemente da caché a la empresa que lo estampa en sus etiquetas” asevera José.

Desde las especias más comunes hasta las mezclas más apetitosas y atractivas, como las de pinchos morunos, adobo de carne y pescado, tandori, mojo picón, garam masala, kebab o vainilla azucarada, Productos Laure marca la diferencia en los platos tradicionales de Málaga. Para José Martínez, el plato típico de los Montes, “con su lomo adobado con orégano y pimentón, acompañado de patatas fritas y huevos, es un plato suculento y definitivamente irresistible”.

La marca

Aceitunas Lima, su hacer artesanal resalta el sabor más auténtico de sus Aloreñas “partida…

Aceitunas Lima es una pequeña empresa familiar dedicada a la elaboración y distribución de aceitunas y encurtidos desde hace más de tres décadas. Ubicada en el municipio de Alozaina, a 52 kilómetros al oeste…
Maldonado invita a los hosteleros de Guaro a su adhesión a ‘Sabor a Málaga’
Actualidad

Maldonado invita a los hosteleros de Guaro a su adhesión a ‘Sabor a Málaga’

En el salón de pleno del Ayuntamiento de Guaro, el vicepresidente primero de la Diputación y diputado de Desarrollo Económico Sostenible ha mantenido esta mañana una reunión con el alcalde de Guaro, José…
pinchomania-tartar-variado
Reportajes

Pinchomanía, insuperables salazones y ahumados con sabor e I+D malagueños

Pinchomanía es una empresa familiar ubicada en Málaga capital y dedicada a la transformación y comercialización de productos derivados de la pesca. Desde hace más de 20 años, están especializados en la…