Es conocida la popularidad de la Costa del Sol por su clima y vientos que propician ciertas elaboraciones, como el secado de pescados y octópodos. Tan conocidos eran los secaderos que ciudades como Málaga nombró a su barrio más antiguo El Perchel, por la tradición de sus habitantes de secar los pescados en cañas a modo de percha. En estas perchas podíamos encontrar entre otros el pulpo seco. Carmen Mata, autora del libro Cocina popular de Marbella de ayer y de hoy, nos cuenta cómo preparar el pulpo seco aderezado con un aliño a la marenga, una receta tradicional de la provincia malagueña.

Primero se cuece el pulpo y, una vez enfriado, se apalea un poco teniendo cuidado de no romper las patas. Una vez enfriado, se corta en cuadrados al gusto.

Para elaborar la salsa marenga ponemos en un mortero un par de dientes de ajo, sal gruesa y se machaca. El ajo debe quedar completamente desecho para que no aparezcan trozos y aporte todo su sabor. Se añade el pimiento cortado en trozos muy pequeños y se vuelve a machacar. El mismo proceso se sigue con el tomate y la miga de pan remojada y escurrida. Por último, a la vez que se remueve, se emulsiona con aceite de oliva y vinagre.

Ahora, solo quedaría agregar el majado sobre el pulpo, remover y dejarlo reposar para que se tomen todos los sabores.

 

Comercios

Aceites Gil Luna, un sabor “centenario” que conquista paladares internacionales

Aceites Gil Luna es una tradicional almazara familiar, situada en el municipio de El Burgo, en plena Sierra de Las Nieves y perteneciente a la comarca de la Serranía de Ronda. Desde 1954 están dedicados a la…
Nueces pecanas
La marca

Haza del Palmar y el delicado sabor de sus nueces pacanas ecológicas

Haza del Palmar es una empresa familiar, ubicada en el municipio de Coín, en pleno Valle del Guadalhorce, a escasos 30 km de la capital malagueña y a otros tantos de Marbella. La finca, que data de 1890, está…
Actualidad

Granja Casado, el valor de un huevo “fresco y del día”

Esta explotación avícola está gestionada por José Casado, que junto a su mujer, Mª del Carmen López Vera y un empleado, se hacen cargo de 35.000 aves, de las cuales, en torno a un millar son camperas y el…