Miel La Alquería de la Sierra: recorrido hasta consolidarse como marca de calidad reconocida en la provincia de Málaga

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Miel La Alquería de la Sierra: recorrido hasta consolidarse como marca de calidad reconocida en la provincia de Málaga

La Alquería de la Sierra es una distintiva marca de mieles de abeja cuya sede se ubica en el municipio malagueño de Colmenar, en la comarca de la Axarquía, y que desde 2017 está dedicada al envasado artesanal y comercialización de ocho tipos de mieles diferentes, todas ellas producidas en Málaga y obtenidas tanto de una explotación apícola propia como de un selecto grupo de apicultores de la provincia.

Unas exquisitas y puras mieles de abejas de altísima calidad, gracias a los rigurosos controles a los que son sometidas, garantizando de este modo que cada especialidad es miel y solo miel. Entre su amplia gama de mieles podemos encontrar desde la más popular entre los consumidores, la milflores, hasta otras variedades monoflorales como la de tomillo, eucalipto, aguacate, bosque, romero, azahar o castaño. Sin embargo, es la miel de aguacate el producto estrella de la casa, una miel intensa en sabor, más oscura y con magníficas propiedades que en los últimos años ha despertado el interés de los consumidores  y expertos, por su gran versatilidad incorporándola cada vez más en numerosos platos de cocina y generando una gran demanda.

mieles La Alquería

Los comienzos de La Alquería de la Sierra surgen de la pasión y devoción por la apicultura de  un empresario llamado Ricardo Werner Benjumea. Nos comenta la responsable de calidad de la empresa, Rafaela Chacón, que Ricardo comienza su andadura en este oficio con una pequeña explotación de unas 200 colmenas y en su trayecto se asocia a una cooperativa de la zona con objeto de poder dar salida a su producción. Es allí donde conoce a otros apicultores quienes ponen de manifiesto la dificultad de poder vender sus mieles de gran calidad, otorgándoles el valor que poseen y permitiendo de este modo que su trabajo y oficio se conserve. Rafaela nos detalla que el hecho de mezclar miel española con mieles de otra procedencia y poner en la etiqueta “Miel UE y no UE” que, era lo que la regulación exigía sin indicar la procedencia ni el porcentaje de miel de cada país, hacía que, se pudieran mezclar mieles extranjeras más baratas con mieles de origen español, éstas últimas en un porcentaje muy bajo, provocando que el precio de la mezcla fuera muy inferior al de la miel nacional, haciendo que el producto nacional no fuera competitivo, porque en el mercado la miel se encontraba más barata de lo que costaba producirla.

Un paso en la defensa del producto nacional

Esto era uno de los principales factores con el que luchaban estos apicultores, provocando una devaluación del precio de la miel de abeja de origen nacional y la pérdida significativa de empleos en este sector. A este respecto, Rafaela nos aclara que hoy día, y gracias a la nueva normativa sobre el etiquetado de mieles, se ha dado un paso adelante en la defensa de nuestro producto nacional.

En el Decreto 523/2020 que entró en vigor en diciembre de 2020 se establece que en la etiqueta deberá mencionarse el país de procedencia. Y en el caso de tratarse de mezclas de distintos países, indicar el porcentaje de miel que procede de cada país. Además de otros conceptos como su origen regional, territorial o topográfico o el símbolo de la agricultura ecológica.

Cómo nace MIEL Y SOLO MIEL S.L.

“Llega un momento en el que la cooperativa decide no seguir adelante” –continúa Rafaela– y es en ese momento cuando Ricardo decide aventurarse a montar una empresa en la que se pudiera dar visibilidad a las excepcionales mieles de Málaga, garantizando la calidad de las distintas tipologías de mieles de abeja recolectadas en la provincia por ese reducido grupo de apicultores “de confianza” pertenecientes a la cooperativa, encargándose además de su envasado, venta y distribución.

Nace así, Miel y solo Miel, la empresa matriz que envasa hoy día ocho tipos de miel pura de abeja de Málaga y que encontramos en el mercado bajo el nombre comercial de La Alquería de la Sierra, quien también envasa polen “considerado un súper alimento por las cualidades proteicas y vitamínicas que posee”.

La miel envasada por la Alquería de la Sierra procede tanto de colmenas propias como de apicultores de confianza, producidas en asentamientos controlados, en su mayoría trashumantes, que se encuentran repartidos por toda la provincia de Málaga, “desde Colmenar hasta Nerja, Mijas o Antequera”, entre otros.

Miel de aguacate de la Axarquía

De la explotación apícola propia gran parte de ella situada en la zona de Vélez Málaga, “la capital” de la Axarquía–, se obtiene la miel de aguacate, –su miel más distintiva–, “una miel que se extrae en el mes de mayo, posee un color oscuro, sabor intenso y es rica en minerales, sobre todo en hierro orgánico, que sube la tasa de hemoglobina, por lo que es ideal para combatir la anemia”, nos explica Rafaela, quien como técnico de laboratorio y responsable de calidad de la compañía, sabe de primera mano las fortalezas que brinda este tipo de miel, ideal para su uso en cocina, aunque asevera, “todas las mieles que envasamos poseen propiedades excepcionales, principalmente cicatrizantes y antiinflamatorias, y muchas veces su consumo depende más de los gustos personales. Aunque cada variedad tiene propiedades particulares que las hacen ser recomendables para diferentes afecciones”.

Junto a la miel de aguacate también disponen de otras variedades como la de tomillo, romero y milflores –siendo esta última una de las más vendidas “porque también es la más conocida por todos”–, así como la de bosque, eucalipto, castaño y azahar. La miel de castaño de La Alquería fue la ganadora del primer premio a las mieles oscuras en el concurso celebrado por la Asociación Malagueña de Apicultores, con motivo del Día Mundial de la Abeja en 2019.

miel de Aguacate La Alquería

Mieles puras

Todas las mieles puras de La Alquería de la Sierra son recolectadas en su punto óptimo de maduración, “cuando todo el cuadro se encuentra operculado” –precisa Rafaela–, procurando de este modo que las mieles conserven todas sus propiedades y el grado de humedad sea el adecuado, no debiendo ser superior al 20%, aunque nosotros trabajamos con un porcentaje inferior a éste, debido a que las recolectamos y extraemos cuando está madura.

mieles La Alquería

Climatología y estacionalidad

La responsable de calidad de La Alquería de la Sierra señala que, aunque en los últimos años la producción de miel ha bajado considerablemente, sobre todo por cuestiones climatológicas, “donde las lluvias a destiempo y las grandes olas de calor” afectan muy significativamente a la floración y a la labor de las abejas, y por lo tanto, al rendimiento de las colmenas, la calidad de las mieles se ha incrementado notablemente gracias al esmero con el que los apicultores realizan su labor. Durante esta última campaña La Alquería de la Sierra envasó 20.000 kilos de miel de todas sus variedades y en sus diferentes formatos, –de 60 gr, 150 gr, 250 gr, 1/2 kilo y un kilo– comercializando una media de unas 1.400 unidades al mes, especialmente entre los meses de noviembre a abril, “la temporada alta”. Sin embargo, como nos señala Rafaela, “es importante acordarse de la miel más allá del invierno”, por las magníficas propiedades de este alimento, que son ideales para llevar un “estilo de vida saludable y prevenir enfermedades”. Por ello, desde La Alquería de la Sierra procuran organizar y gestionar su producción y envasado rompiendo con la estacionalidad, procurando así abastecer a sus clientes durante todo el año, “pero eso sí, controlando en todo momento sus propiedades y calidad”.

Miel y Solo Miel S.L. garantiza la calidad de sus mieles. “En primera instancia realizamos un control interno a toda la miel que llega a nuestras instalaciones, donde se analizan una serie de parámetros como la humedad, se realiza una cata para ver olor, sabor y color,  si proceden de una cosecha reciente o anterior, entre otros.  En el caso de las monoflorales, además de analizar todo lo anterior, se analiza el porcentaje de polínico que poseen, y se seleccionan las que destacan por su sabor, aromas, olores y color específicos de cada variedad, eligiendo las mejores. Igualmente, se toman muestras por separado, llevándose a cabo análisis de residuos en un laboratorio externo. Así que todo ello influye en la calidad de nuestro producto y evidentemente en el valor que alcanza en el mercado”.

Densidad y cristalización

A la hora de detectar una buena miel, el consumidor debe observar su densidad, si esta es alta revela que se ha extraído totalmente madura y si la miel se cristaliza, “cosa muy normal, ello indica que no ha sufrido alteraciones y conserva todas las enzimas propias de la miel”. Existen unas mieles que cristalizan antes que otras y de formas diferentes, por ejemplo la de azahar cristaliza pronto, en el caso de la de romero su cristalización en más cremosa, mientras que en la de eucalipto dicho proceso hace que la miel esté más dura.

Proceso artesanal

La apicultura es un arte y oficio ancestral y muy artesanal, una labor delicada hecha con cariño por personas que entienden que el verdadero valor de las cosas radica en su esmero, algo que también se refleja en las instalaciones de Miel y solo Miel, en la que trabajan cinco personas y cuentan con una superficie de 600 m2, con una zona de patio y otra cubierta, en las que se llevan a cabo todo el proceso de recepción, envasado y etiquetado manual, así como parte del control de calidad de las distintas mieles que se van produciendo a lo largo del año. “En la zona de envasado se realiza el dosificado y embalaje de los botes en los diferentes formatos que comercializamos, todo se realiza totalmente de forma artesanal y manual, donde nuestros trabajadores ponen todo su amor y cariño en que salga todo perfecto, por ello cada bote de miel es único. –sostiene Rafaela, quien también añade que es una forma justa de crear empleo en las zonas rurales.

En estas mismas instalaciones, La Alquería de la Sierra cuenta con una pequeño establecimiento de venta directa al público, un espacio que han complementado a través de su tienda online, denominada Naturmel, creada con objeto de prestar un servicio más ágil y adaptado a las actuales necesidades de los consumidores, un hecho que se hizo especialmente patente durante 2020 con motivo de la emergencia sanitaria del coronavirus. Asimismo, los productos de La Alquería de la Sierra se pueden encontrar en diversos establecimientos de alimentación distribuidos en la provincia de Málaga.

Acciones esenciales

La Alquería de la Sierra aunque aún joven, empresarialmente hablando, cuenta con el distintivo Sabor a Málaga –obtenido en marzo de 2017– una marca promocional de la Diputación de Málaga, enmarcada dentro en la delegación de Desarrollo Económico Sostenible, y encargada de poner en valor el sector agroalimentario y la restauración de la provincia a través de la organización de acciones, “todas ellas esenciales para poder promocionarnos a nivel local, nacional e internacional”, –afirma Rafaela, quien declara haber asistido a numerosos eventos y ferias gastronómicas como el Salón H&T, Salón Gourmets y la Gran Feria Sabor a Málaga con este sello, siendo dichas acciones “una gran plataforma de promoción para empresas pequeñas como la nuestra y que nos ha facilitado hacer contactos muy interesantes.

Pero además, estas actividades nos han permitido vivir momentos entrañables y muy gratificantes, como cuando los visitantes a estas ferias  pasan por nuestro mostrador a catar las mieles y nos dicen que su especial sabor les trasporta a su niñez, esas palabras nos enorgullecen, porque demuestran nuestro buen hacer y nuestro sobresaliente equipo de apicultores”. Nuestras mieles llegan a Francia, Bélgica y Reino Unido

Promoción y proyección

Entre los objetivos futuros de La Alquería de la Sierra, Rafaela nos comenta que a corto plazo los esfuerzos de la compañía estarán centrados en ampliar su red de distribución, tanto a nivel regional como nacional y ser reconocidos como una marca de referencia en nuestro país. Mientras que a largo plazo, tienen previsto conquistar e implantarse en muy diversos mercados más allá de nuestras fronteras, tanto en Europa como fuera de ella. Para ello, además de las incursiones comerciales a través de las ferias especializadas del sector, se apoyarán en una campaña promocional donde las redes sociales y su plataforma de venta online también reforzarán la apertura de nuevos mercados y de atención al consumidor final, que esperan alcancen la proyección deseada.

Recetas sencillas pero deliciosas

Y es que La Alquería de la Sierra es garantía de sabor y calidad, donde cada una de sus mieles, tanto milflores como monoflorales tienen la virtud de aportar sutiles y distintivos matices y sensaciones que se aprecian con cada pequeña cucharada. Aunque también nuestra gastronomía hace alarde de este rico alimento, componiendo recetas tan sencillas pero a la vez tan deliciosas como es una tostada con aguacate, aderezada con un chorrito de buen AOVE de la zona y evidentemente, “con nuestra miel de aguacate”, una miel tan sabrosa y particular que igualmente sobresale junto a unas exquisitas berenjenas fritas.

aguacate con miel La Alquería

Y es que las mieles de La Alquería de la Sierra forman parte “de nuestro día a día culinario” –nos explica Rafaela– pues una buena ensalada con peros de Ronda, queso de cabra malagueña y nueces, aliñada con una vinagreta de Aceite de Oliva Virgen Extra, vinagre y miel milflores es tan natural como ideal para cualquier almuerzo o cena. De igual modo, las carnes a la barbacoa, o un solomillo o una pechuga de pollo al horno con una pincelada de miel de castaño se convierten en jugosos y crujientes bocados.

ensalada con miel La Alquería

Y para rematar, algo dulce, y aunque las torrijas de miel de tomillo despuntan en Semana Santa, decenas de platos y alimentos cotidianos deleitarán nuestro paladar a la vez que cuidarán de nuestro bienestar, como una ensalada de frutas, un yogur natural elaborado con leche de cabra, tarta de higos, miel y almendra o un sorbete de almendras, que acompañados todos ellos con cualquiera de las auténticas mieles de abeja de la Alquería de La Sierra se convierten en manjar de dioses, aquí, en la tierra.

Compartir en:
Feria Sabor a Málaga
Actualidad

Sabor a Málaga suma este año medio centenar de empresas adheridas y afronta el otoño con el …

La marca promocional de la Diputación estará presente en la Seatrade Cruise Med e impulsará en Roma una presentación de 20 productores malagueños a importantes distribuidores italianos El presidente, Francisco…

Academia Gastronómica Málaga 2
Actualidad

La Diputación y la Academia Gastronómica de Málaga trabajarán conjuntamente para difundir l…

Se organizarán diversos encuentros, formaciones y charlas, además de publicar un libro que recopila la historia de la Academia Marmolejo explica que “se persigue contribuir a aumentar el conocimiento de la…

Certamen mundial del jamón Ciudad de Estepona Popi
Actualidad

Sabor a Málaga vuelve a estar presente en el Certamen Mundial de Jamón ‘Popi’ ciu…

La diputada provincial Salomé Hidalgo ha recordado que esta actividad gastronómica se ha consolidado como uno de los grandes reclamos turísticos de la localidad La cita tendrá lugar entre el 6 y el 15 de…